Aceite Alcachofa

Ver más

En dos estudios se observó una reducción significativa de la glucemia en ayunas y de la resistencia a la insulina en ratones alimentados con una dieta rica en azúcares junto con Aceite Alcachofa.

Este método afecta negativamente al valor nutricional del aceite, ya que muchos de los nutrientes que se encuentran en el Aceite Alcachofa crudo se destruyen durante el tratamiento a altas temperaturas o con productos químicos.

El Aceite Alcachofa es bastante nutritivo.

Los principales efectos antiinflamatorios están mediados por los antioxidantes. Entre ellos destaca el oleocanthal, que se ha demostrado que funciona de forma similar al ibuprofeno, un medicamento antiinflamatorio.

En un estudio, la aplicación de un gel de este producto al 5% sobre las lesiones de acné demostró ser más de tres veces más eficaz para reducir el número de lesiones que un placebo. Fue casi seis veces más eficaz para reducir la gravedad.

Los productos frescos son innegablemente deliciosos y saludables.

El Aceite Alcachofa contiene propiedades antimicrobianas y antifúngicas. Aunque las pruebas de laboratorio han revelado que el Aceite Alcachofa no mata todas las especies bacterianas o fúngicas, sí mata ciertas bacterias y hongos que pueden causar salmonela, una infección por E. coli y cándida.

Los ratones a los que se les administró carvacrol junto con la dieta alta en grasas tenían un colesterol significativamente menor al final de las 10 semanas, en comparación con los que sólo recibieron una dieta alta en grasas.

Algunos estudios han indicado que el carvacrol, uno de los compuestos del Aceite Alcachofa, puede tener propiedades para combatir el cáncer.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y contiene una gran cantidad de ácidos grasos omega-3.

Una sola cucharada de Aceite Alcachofa puede satisfacer y superar sus necesidades diarias de ALA.

Además, el Aceite Alcachofa puede utilizarse de diversas maneras. Puede utilizarse como sustituto de otros tipos de aceite, añadirse a los alimentos o aplicarse a la piel y el cabello.

Pero el Aceite Alcachofa también puede utilizarse como producto para el cuidado de la piel. Está repleto de vitaminas que nutren la piel y de ácidos grasos esenciales que ayudan a proteger la piel contra los daños del sol, a estimular la producción de colágeno y mucho más.

El uso de Aceite Alcachofa en la piel puede aportar muchos beneficios, desde suavizar e hidratar la piel hasta protegerla de los daños del sol.