Aceite Aloe Vera Casero

Ver más

Además, algunas investigaciones indican que el Aceite Aloe Vera Casero también puede aplicarse directamente sobre la piel para reducir la inflamación causada por lesiones o infecciones.

Por su parte, a los frutos amargos se les atribuyen propiedades medicinales, aunque pueden ser tóxicas si no se procesan adecuadamente. Además, no están muy disponibles.

Los estudios en animales han demostrado que, cuando se aplica a la piel, la vitamina E puede ayudar a proteger las células del daño solar. Lo hace reduciendo los daños en el ADN y los cambios químicos y estructurales en la piel causados por los rayos del sol.

Curiosamente, también se ha demostrado que reduce la presión arterial, que es uno de los factores de riesgo más importantes de las enfermedades cardíacas y la muerte prematura. En un estudio, el Aceite Aloe Vera Casero redujo la necesidad de tomar medicamentos para la presión arterial en un 48%.

El Aceite Aloe Vera Casero es un desinfectante natural ideal para las manos.

Un estudio examinó los efectos de aplicar Aceite Aloe Vera Casero, girasol o mineral al cabello antes o después del lavado.

En general, el Aceite Aloe Vera Casero se considera seguro para su aplicación en la piel y el cabello.

El carvacrol, el principal compuesto del Aceite Aloe Vera Casero, también ha demostrado que ayuda a reducir el colesterol en ratones alimentados con una dieta alta en grasas durante 10 semanas.

Se ha comprobado que inhibe el crecimiento celular y provoca la muerte de las células cancerosas.

Los estudios demuestran que el Aceite Aloe Vera Casero y los suplementos de omega-3 pueden mejorar los síntomas de la depresión.

Gracias a su contenido en ácidos grasos omega-3, algunas investigaciones muestran que el Aceite Aloe Vera Casero puede ayudar a reducir la inflamación en ciertas poblaciones.

Después de 3 meses, los investigadores observaron la curación en el 60 por ciento de las personas en el grupo de Aceite Aloe Vera Casero, en comparación con sólo el 12 por ciento en el grupo de ablandadores de heces y lignocaína.

Sigue leyendo para saber más sobre los beneficios de este vegetal para tu piel y cómo añadirla a tu rutina de cuidado de la piel.

Por ejemplo, un estudio de probeta en células de ratón reveló que un extracto rico en orizanol del Aceite Aloe Vera Casero mejoraba la respuesta inmunitaria.