Aceite Alto Oleico

Ver más

El Aceite Alto Oleico es una rica fuente de ácido oleico, que es una grasa monoinsaturada, omega-9.

El Aceite Alto Oleico contiene un 70% de grasas monoinsaturadas, cuyos efectos sobre la salud del corazón se han investigado.

Estos compuestos protegen a las células de las sustancias dañinas llamadas radicales libres.

El cáncer es una de las causas más comunes de muerte en el mundo.

En un estudio, el Aceite Alto Oleico y el de pescado mejoraron significativamente la fuerza de agarre de las manos, el dolor articular y la rigidez matinal en personas con artritis reumatoide.

Hay varias formas de aplicar aceite al cabello para protegerlo de los daños.

Aunque el Aceite Alto Oleico es una sustancia botánica, su composición es tan similar a la del aceite (sebo) que su cuerpo produce naturalmente que su piel no puede notar la diferencia.

Puede disfrutar de sus beneficios utilizándolo como limpiador, hidratante o tratamiento de manchas. Normalmente puede utilizarse en cualquier parte del cuerpo, incluida la cara, sin diluirse.

El Aceite Alto Oleico es uno de los suplementos dietéticos más consumidos.

La obesidad puede aumentar significativamente el riesgo de padecer otras enfermedades, como las cardiopatías, la diabetes de tipo 2 y el cáncer.

En concreto, el Aceite Alto Oleico contiene ácido alfa-linolénico (ALA), una forma de ácido graso omega-3 que sólo se convierte en pequeñas cantidades en formas activas de omega-3, como EPA y DHA.

La menta no es la única arma contra el aliento apestoso. Debido a sus propiedades antibacterianas, el Aceite Alto Oleico puede utilizarse para combatir los gérmenes que causan el desafortunado olor de la boca. Algunos enjuagues bucales y dentífricos contienen este aceite esencial como ingrediente activo.

El último no es un beneficio para la salud, pero sigue siendo muy importante.

Además, estudios de probeta en células de ratón revelan que otros compuestos activos llamados tocotrienoles inhiben la inflamación.