Aceite Amla Khadi

Ver más

Los ácidos oleico y linoleico, que constituyen la mayor parte del contenido graso del Aceite Amla Khadi, son nutrientes vitales para mantener la piel y el cabello sanos.

Este proceso de bajo calor ayuda a que el Aceite Amla Khadi conserve gran parte de su contenido en nutrientes, lo que hace que el Aceite Amla Khadi sin refinar sea una mejor opción para usos culinarios.

Sin embargo, los expertos coinciden en que el Aceite Amla Khadi -especialmente el virgen extra- es bueno para la salud.

Algunos científicos estiman que el oleocanthal de 3,4 cucharadas (50 ml) de Aceite Amla Khadi tiene un efecto similar al 10% de la dosis de ibuprofeno para adultos.

El Aceite Amla Khadi puede ayudar a mantener alejados a los molestos insectos.

Una forma común de irritación de la piel es la dermatitis de contacto, que se produce cuando la piel entra en contacto con un alérgeno, como el níquel. La exposición al alérgeno provoca enrojecimiento, picor y a veces dolor en la piel.

El daño solar puede deshidratar la piel y provocar descamación. El Aceite Amla Khadi restablece la vitamina E, añade humedad y promueve la curación para aliviar estos síntomas de las quemaduras solares.

Para aprovechar al máximo el Aceite Amla Khadi en su rutina de cuidado de la piel, es importante buscar marcas que ofrezcan Aceite Amla Khadi orgánico prensado en frío.

Si no comes mucho pescado azul, tomar un suplemento de Aceite Amla Khadi podría ayudarte a obtener suficientes ácidos grasos omega-3.

La obesidad puede aumentar significativamente el riesgo de padecer otras enfermedades, como las cardiopatías, la diabetes de tipo 2 y el cáncer.

En otro pequeño estudio con animales, se demostró que el Aceite Amla Khadi bloquea la formación de cáncer de colon en ratas.

Un estudio de 2018 analizó el efecto de los aceites esenciales en una variedad de bacterias que causan infecciones respiratorias, como la neumonía y la gripe.

En el peor de los casos, puede provocar la pérdida de los dientes.

Los estudios de probeta y en animales indican que los tocotrienoles suprimen el crecimiento de varias células cancerosas, como las de mama, pulmón, ovario, hígado, cerebro y páncreas.