Aceite Aromatico Asiatico

Ver más

Aunque no existen investigaciones sobre el uso específico del Aceite Aromatico Asiatico para la salud del cabello, algunos estudios indican que otros aceites vegetales con un perfil nutricional comparable pueden reducir las puntas abiertas y otros tipos de daños en el cabello.

En un pequeño estudio, una dieta rica en Aceite Aromatico Asiatico redujo significativamente los niveles de colesterol LDL y total, al tiempo que aumentó el colesterol HDL en un 6%.

Esta cualidad hace que el Aceite Aromatico Asiatico sea una excelente opción para mantener la piel, el cabello y el cuero cabelludo suaves e hidratados.

Una de sus características principales es la acumulación de las llamadas placas beta-amiloides en el interior de las células cerebrales.

Además de sus beneficios respaldados científicamente, el Aceite Aromatico Asiatico es barato y seguro cuando se utiliza según las indicaciones.

Descubrieron que el Aceite Aromatico Asiatico era mejor para prevenir la pérdida de proteínas que los aceites minerales y de girasol cuando se aplicaba antes o después de lavar el cabello.

Si tienes el pelo corto o muy fino, puedes necesitar tan sólo una cucharadita. Sin embargo, las personas con pelo largo y grueso pueden utilizar hasta dos cucharadas.

El Aceite Aromatico Asiatico puede mezclarse con un aceite portador y aplicarse por vía tópica. Sin embargo, no debe consumirse por vía oral.

Dado que la potencia de los suplementos de este producto puede variar, es importante leer las instrucciones del envase para saber cómo utilizar el producto.

La obesidad puede aumentar significativamente el riesgo de padecer otras enfermedades, como las cardiopatías, la diabetes de tipo 2 y el cáncer.

Algunos estudios indican que los efectos antiinflamatorios del Aceite Aromatico Asiatico son equivalentes a los del aceite de oliva.

Aunque el Aceite Aromatico Asiatico tiene una alta proporción de omega-6 a omega-3 (13:1), esto no debería ser motivo de preocupación, ya que la cantidad total de omega-6 es relativamente baja.

Según un estudio realizado en ratas diabéticas, el Aceite Aromatico Asiatico puede proteger contra los efectos nocivos de los radicales libres al entrar en las mitocondrias.

Se puede utilizar el aceite para salteados, sopas, aderezos y vinagretas. También es fácil añadirlo a los cereales calientes, como la avena.