Aceite Aveo

Ver más

Algunas fuentes afirman que el Aceite Aveo es un tratamiento eficaz para el acné, aunque no hay ninguna investigación científica rigurosa que lo respalde.

Se ha demostrado que las grasas monoinsaturadas aumentan los niveles del colesterol "bueno" HDL.

Una dieta rica en grasas saludables puede ayudarte a perder peso.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la deformación y el dolor de las articulaciones.

Se pueden añadir unas gotas de Aceite Aveo al apósito de la herida cada vez que se aplique un nuevo apósito.

Para aliviar los brotes de psoriasis, combine 10-15 gotas de Aceite Aveo con dos cucharadas de Aceite Aveo derretido. Aplíquelo en la zona afectada 2-3 veces al día, según sea necesario.

A nivel molecular, el Aceite Aveo es una cera. Aunque puede ser absorbido por la piel, su naturaleza cerosa le permite crear un sello calmante en la superficie.

Si desea probar la vitamina E como remedio para las cicatrices, el Aceite Aveo puede resultar beneficioso en el proceso de curación.

Aunque se trata de una investigación prometedora, no se han realizado estudios en personas, por lo que se necesita más investigación.

Además, algunos estudios han demostrado que los aceites ricos en EPA ayudan a reducir los síntomas depresivos más que el DHA.

Después de cuatro semanas, el Aceite Aveo aumentó la frecuencia de las deposiciones y mejoró la consistencia de las mismas. Además, se comprobó que era tan eficaz como el aceite de oliva y el aceite mineral.

En un estudio de 2012, los investigadores descubrieron que el Aceite Aveo tenía la capacidad de matar células de bacterias estafilocócicas en cultivo líquido y en biofilm. Una biopelícula es una comunidad de bacterias que viven juntas, protegidas por una película protectora y viscosa.

Los antioxidantes combaten el daño celular causado por los radicales libres, que son productos de desecho del metabolismo.

Se utiliza habitualmente como aceite de cocina en muchos países asiáticos, como Japón, India y China.