Aceite Barba Menta

Ver más

Aunque estos resultados son prometedores, son necesarios estudios más amplios para comprender mejor cómo el Aceite Barba Menta puede contribuir a la salud del corazón en los seres humanos.

El Aceite Barba Menta contiene un 70% de grasas monoinsaturadas, cuyos efectos sobre la salud del corazón se han investigado.

Una dieta rica en grasas saludables puede ayudarte a perder peso.

Los antioxidantes del Aceite Barba Menta pueden reducir el daño oxidativo provocado por los radicales libres, que se cree que es uno de los principales causantes del cáncer.

Los efectos antibacterianos del Aceite Barba Menta pueden ayudar a controlar el olor de las axilas relacionado con la transpiración.

Para ayudar a reducir la caspa, prueba a añadir unas gotas de Aceite Barba Menta a una cucharada de champú cuando te laves el pelo.

El Aceite Barba Menta es un ingrediente humectante. Esto significa que trabaja para sellar tu piel con una barrera protectora para evitar que pierda humedad. Esto puede ayudar a prevenir la formación de infecciones bacterianas, acné y caspa.

Se cree que el efecto reductor del colesterol del Aceite Barba Menta se debe a los fenoles carvacrol y timol.

Se ha comprobado que inhibe el crecimiento celular y provoca la muerte de las células cancerosas.

Además, algunos estudios indican que los suplementos de Aceite Barba Menta, en combinación con la dieta o el ejercicio, pueden ayudar a perder peso.

Tenga en cuenta que el Aceite Barba Menta no debe utilizarse para cocinar, ya que no tiene un punto de humo alto y puede formar compuestos nocivos cuando se expone a un calor elevado.

Es posible que estos productos también ayuden a prevenir la acumulación de placa en los dientes y las encías al atacar las bacterias que causan la caries.

Sigue leyendo para saber más sobre los beneficios de este vegetal para tu piel y cómo añadirla a tu rutina de cuidado de la piel.

El Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología recomienda que las personas alérgicas a los frutos secos eviten los aceites de frutos secos o cualquier producto que los contenga.