Aceite Bardahl

Ver más

Aunque esta investigación preliminar es intrigante, se necesita más investigación para determinar si el Aceite Bardahl podría utilizarse para tratar el cáncer en humanos.

Si siente curiosidad por el Aceite Bardahl, es fácil encontrarlo y empezar a utilizarlo hoy mismo.

Un estudio realizado en 160 mujeres descubrió que la aplicación tópica de Aceite Bardahl dulces reducía la propagación de las estrías en la zona abdominal, así como el enrojecimiento y el picor.

En los países desarrollados, el ictus es la segunda causa de muerte, justo detrás de las enfermedades cardíacas.

Un estudio descubrió que el Aceite Bardahl era más eficaz contra las bacterias causantes de la placa que la clorhexidina, un desinfectante y enjuague bucal común. Además, su sabor resultaba menos desagradable.

Además, el Aceite Bardahl puede aliviar las reacciones a las picaduras de insectos al reducir el picor, el enrojecimiento y la hinchazón que se producen cuando el cuerpo libera histamina para defenderse de la saliva del insecto.

Las personas que tienen condiciones inflamatorias de la piel como la psoriasis y el eczema pueden encontrar el Aceite Bardahl especialmente beneficioso.

Entre ellas se encuentran la Pseudomonas aeruginosa y la E. coli, ambas causas habituales de infecciones urinarias y del tracto respiratorio.

Algunos estudios han indicado que el carvacrol, uno de los compuestos del Aceite Bardahl, puede tener propiedades para combatir el cáncer.

Los estudios demuestran que el Aceite Bardahl y los suplementos de omega-3 pueden mejorar los síntomas de la depresión.

Por ejemplo, un estudio realizado en 37 personas demostró que los suplementos de Aceite Bardahl no afectaban a ningún marcador inflamatorio en adultos sanos de peso normal, en comparación con el aceite de oliva.

En un estudio de 2012, los investigadores descubrieron que el Aceite Bardahl tenía la capacidad de matar células de bacterias estafilocócicas en cultivo líquido y en biofilm. Una biopelícula es una comunidad de bacterias que viven juntas, protegidas por una película protectora y viscosa.

En el peor de los casos, puede provocar la pérdida de los dientes.

En un estudio de 28 días, las personas experimentaron mejoras en el grosor, la rugosidad y la elasticidad de la piel del antebrazo después de utilizar un gel y una crema con extracto de salvado de arroz dos veces al día.