Aceite Bebe

Ver más

Algunas fuentes afirman que el Aceite Bebe es un tratamiento eficaz para el acné, aunque no hay ninguna investigación científica rigurosa que lo respalde.

Las primeras investigaciones indican que el Aceite Bebe puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas, como las cardiopatías, la diabetes y el cáncer. También puede tratar diversas afecciones de la piel.

Un estudio realizado en 160 mujeres descubrió que la aplicación tópica de Aceite Bebe dulces reducía la propagación de las estrías en la zona abdominal, así como el enrojecimiento y el picor.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la deformación y el dolor de las articulaciones.

Las lesiones que provocan roturas en la piel facilitan la entrada de gérmenes en el torrente sanguíneo, lo que puede provocar una infección.

El Aceite Bebe no debe ingerirse porque puede ser tóxico si se traga.

Estas técnicas pueden usarse regularmente o de vez en cuando (dependiendo de tu tipo de cabello) para conseguir un pelo bonito, sano y brillante.

La vitamina E ha sido recomendada durante mucho tiempo por los profesionales de la salud para ayudar con las cicatrices. Todavía se está investigando si funciona y, en caso afirmativo, en qué medida.

Si no comes mucho pescado azul, tomar un suplemento de Aceite Bebe podría ayudarte a obtener suficientes ácidos grasos omega-3.

Reducir la inflamación puede ayudar a tratar los síntomas de estas enfermedades.

Un estudio reciente en animales demostró que el Aceite Bebe tenía resultados positivos similares.

Las investigaciones sugieren que el Aceite Bebe alivia el dolor de las articulaciones. De hecho, muchas de las cremas y ungüentos de venta libre que se utilizan para aliviar el dolor de enfermedades como la artrosis y la artritis reumatoide contienen este aceite esencial.

En un estudio, los niños con cicatrices quirúrgicas que se aplicaron vitamina E en la piel tres veces al día no desarrollaron queloides (tejido cicatricial adicional) sobre sus heridas.

Además, estudios de probeta en células de ratón revelan que otros compuestos activos llamados tocotrienoles inhiben la inflamación.