Aceite Bebe Carrefour

Ver más

Además, algunas investigaciones indican que el Aceite Bebe Carrefour también puede aplicarse directamente sobre la piel para reducir la inflamación causada por lesiones o infecciones.

El Aceite Bebe Carrefour sin refinar se elabora prensando los frutos crudos sin utilizar altas temperaturas ni agentes químicos.

Esta cualidad hace que el Aceite Bebe Carrefour sea una excelente opción para mantener la piel, el cabello y el cuero cabelludo suaves e hidratados.

Reduce la inflamación, protege el colesterol "malo" LDL de la oxidación, mejora el revestimiento de los vasos sanguíneos y puede ayudar a prevenir la coagulación excesiva de la sangre.

El Aceite Bebe Carrefour procede de las hojas de un pequeño árbol originario de Queensland y Nueva Gales del Sur (Australia).

Cuando el córtex del cabello absorbe agua y se hincha, estas escamas son empujadas hacia fuera para que sobresalgan. Esto hace que el pelo mojado se dañe con mayor facilidad, especialmente al cepillarlo o peinarlo.

La planta de de la que se obtiene este aceite es una planta vigorosa y perenne que crece en Norteamérica. No sólo prospera en los duros climas desérticos que podrían matar a la mayoría de los seres vivos, sino que también produce una nuez con muchas propiedades curativas.

Entre ellas se encuentran la Pseudomonas aeruginosa y la E. coli, ambas causas habituales de infecciones urinarias y del tracto respiratorio.

Gracias al contenido de carvacrol de este producto, el Aceite Bebe Carrefour puede ayudar a perder peso.

Las enfermedades hepáticas son cada vez más frecuentes, sobre todo la enfermedad del hígado graso no alcohólico, en la que la grasa se acumula en el hígado.

Algunos estudios indican que los efectos antiinflamatorios del Aceite Bebe Carrefour son equivalentes a los del aceite de oliva.

Es posible que estos productos también ayuden a prevenir la acumulación de placa en los dientes y las encías al atacar las bacterias que causan la caries.

Esta proteína promueve la inflamación y es el principal impulsor de la destrucción del tejido y la pérdida de hueso en la enfermedad de las encías.

El oil pulling es una práctica antigua que consiste en hacer buches con aceite en la boca como si fuera un enjuague bucal para mejorar la salud bucal.