Aceite Bergamota

Ver más

El Aceite Bergamota es un producto culinario básico en África desde hace siglos, no sólo por su sutil sabor a nuez, sino también por su amplia gama de posibles beneficios para la salud.

Se ha demostrado que las grasas monoinsaturadas aumentan los niveles del colesterol "bueno" HDL.

Estos compuestos protegen a las células de las sustancias dañinas llamadas radicales libres.

Curiosamente, también se ha demostrado que reduce la presión arterial, que es uno de los factores de riesgo más importantes de las enfermedades cardíacas y la muerte prematura. En un estudio, el Aceite Bergamota redujo la necesidad de tomar medicamentos para la presión arterial en un 48%.

En la actualidad, el Aceite Bergamota está disponible en un 100% sin diluir o "puro". También existen formas diluidas, con una concentración del 5 al 50% en productos diseñados para la piel.

Además, lo hace sin dejar rastros de productos químicos con los que no querrías que entraran en contacto los miembros de tu familia o tus mascotas.

El Aceite Bergamota es un ingrediente humectante. Esto significa que trabaja para sellar tu piel con una barrera protectora para evitar que pierda humedad. Esto puede ayudar a prevenir la formación de infecciones bacterianas, acné y caspa.

Para aprovechar al máximo el Aceite Bergamota en su rutina de cuidado de la piel, es importante buscar marcas que ofrezcan Aceite Bergamota orgánico prensado en frío.

Las investigaciones han demostrado que el Aceite Bergamota puede reducir la inflamación.

La obesidad se define como un índice de masa corporal (IMC) superior a 30. A nivel mundial, cerca del 39% de los adultos tienen sobrepeso, mientras que el 13% son obesos. Las cifras son aún más elevadas en los países de renta alta, como Estados Unidos.

El Aceite Bergamota también puede mejorar la elasticidad de las arterias. Tanto el envejecimiento como el aumento de la presión arterial suelen estar relacionados con la disminución de la elasticidad.

Aunque el Aceite Bergamota tiene una alta proporción de omega-6 a omega-3 (13:1), esto no debería ser motivo de preocupación, ya que la cantidad total de omega-6 es relativamente baja.

El Aceite Bergamota también se ha estudiado por su capacidad para tratar las lesiones de la piel, y los estudios en ratas han descubierto que puede acelerar la curación de las heridas.

El uso de Aceite Bergamota en la piel puede aportar muchos beneficios, desde suavizar e hidratar la piel hasta protegerla de los daños del sol.